sábado, 8 de julio de 2017

ASESINOSEN A PADRESITO !!



El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, se sumó al dolor de la Diócesis de Nezahualcóyotl, y de toda la Iglesia en el país por el asesinato del sacerdote Luis López Villa, quien fue ultimado violentamente al interior de su parroquia, por unos delincuentes que se metieron al templo San Isidro Labrador, Colonia El Pino, La Paz, Estado de México. Su cuerpo fue hallado en la casa parroquial, cerca de las 21:00 horas.

El padre Omar Sotelo, del Centro Católico Multimedial, encargado de contabilizar esas cifras dolorosas para los católicos, informó que van tres sacerdotes asesinados en lo que va del año y 18 en el sexenio de Enrique Peña Nieto. En tanto, el secretario general del CEM, monseñor Alfonso Miranda, comentó que también hay dos religiosos secuestrados.
El sacerdote asesinado, de 71 años de edad, era originario de Santiaguillo, Michoacán. “El cura presentaba dos lesiones, una en el cuello y otra en el costado del lado izquierdo, producidas por un arma punzocortante”.
El obispo de Nezahualcóyotl, monseñor Héctor Luis Morales Sánchez comentó que el padre Luis López fue encontrado degollado en su recámara. “Fue brutalmente asesinado la noche del miércoles 5 de julio”, precisó.
En un comunicado dado a conocer por la Diócesis de Nezahualcóyotl, sobre la muerte del presbítero López Villa, dirigido a todos los sacerdotes, religiosas y fieles laicos, señala que con profundo dolor y consternación comunican el lamentable fallecimiento López Villa, quien nació el 20 de enero de 1946. Fue ordenado sacerdote el 18 de julio de 1985, en Amecameca, Estado de México.
“Elevamos nuestras oraciones a Dios para que le tenga gozando eternamente con Él en su gloria. Nos unimos al dolor de los familiares y oramos para que Dios les fortalezca espiritualmente y sea su consuelo. Oramos por nuestras autoridades y confiamos en ellas para que se abran a la luz del Espíritu Santo y se esclarezca este crimen, y para que reine la paz y la justicia en nuestras comunidades.
“Oremos por la paz en nuestras familias, el cultivo de los valores y virtudes para que en nuestro país pueda reinar la paz. Recordemos que la paz es un don de Dios, pero también es tarea, compromiso y responsabilidad de todos”.
El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) señaló también que el obispo de Nezahualcóyotl, manifestó que el crimen habría ocurrido antes de las 20:00 horas del miércoles. “Algunos testigos se dieron cuenta de que la puerta del templo estaba abierta y las luces encendidas e, inmediatamente, llamaron a la secretaria, quien a su vez se comunicó con la policía y con otros miembros de la iglesia”.
Agregó que al lugar de los hechos llegó una patrulla municipal de los Reyes La Paz, el vicario Episcopal, el padre Arturo Lázaro Barragán, y el decano, el padre Pedro Manzanero.
La fiscalía estatal abrió la carpeta ECA/FHM/FHM/034/140422/-17/07 para investigar el asesinato del padre Luis López, quien fue amordazado e inmovilizado de cuerpo y manos con cinta adhesiva, y posteriormente degollado.
Monseñor Héctor Luis Morales Sánchez dijo estar a la espera de que en las próximas horas lleguen sus familiares, para ponerse de acuerdo sobre dónde se llevarán a cabo los funerales y en qué lugar se le dará cristiana sepultura.
El arzobispo primado de México se solidariza con el obispo de Nezahualcóyotl, monseñor Héctor Luis Morales Sánchez, y ruega a Dios nuestro Señor por el eterno descanso del sacerdote y la conversión de quienes perpetraron este condenable hecho, al tiempo que llama a las autoridades a llevar hasta las últimas consecuencias las diligencias para que este crimen atroz no quede impune, destacó el SIAME.
El sacerdote michoacano, próximo a cumplir 32 años de ministerio, se convierte en la víctima número 18 de clérigos asesinados durante el presente sexenio.






¡OTRO PADRECITO!



fuente: https://www.la-prensa.com.mx/policia/202113-otro-padrecito
https://www.facebook.com/Grupo-de-Apoyo-Especial-M%C3%A9xico-Oficial-576221156099317/

No hay comentarios:

Publicar un comentario